La Costa del Sol, una región muy atractiva para la inversión inmobiliaria

Han pasado muchos años desde el inicio de la crisis en algún momento de 2010, debido a la crisis financiera mundial y a la burbuja generada en el sector inmobiliario. La reestructuración se ha ido produciendo lentamente hasta 2013, siendo 2017 el punto de inflexión hacia los primeros síntomas de recuperación.

Durante 2016, la compraventa de viviendas alcanzó las 403.866 unidades, el 85% de ellas de segunda mano, siendo la cantidad más alta desde 2010. La entidad BBVA espera que en 2017 se cierren más de medio millón de operaciones.

Según los datos recogidos por el Centro de Información Estadística del Notariado (CIEV), en marzo se vendieron 48.695 viviendas.

La reconversión es lenta y necesaria, en algunas zonas la trayectoria de los precios es más lenta y prudente, incluso dentro de la misma provincia, zonas que aún están en fase de estabilización.

Inmuebles en Málaga

El total de inmuebles vendidos durante el último año en esta ciudad ha alcanzado las 26.186 viviendas, la cifra más alta desde 2008 (datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE)).

Málaga es una ciudad muy atractiva para la inversión inmobiliaria. Ya sea por sus características o por su consolidado crecimiento cultural y de ocio, Málaga se ha convertido en la cuarta de las provincias con mayor actividad sólo superada por Madrid, Barcelona y Alicante. Ha experimentado un importante crecimiento durante 4 años consecutivos, debido a la continua y creciente demanda del mercado extranjero.

La Costa del Sol es uno de los destinos más turísticos, donde el aumento de la demanda y una mayor financiación, está provocando un incremento generalizado de los precios en las localidades costeras. La adquisición de viviendas por parte del mercado extranjero, especialmente encabezado por belgas, noruegos, daneses y rusos, ha experimentado una gran mejora, activando el negocio y el deseo de invertir en estas codiciadas zonas. Marbella y Mijas experimentan los mayores incrementos. El metro cuadrado de un pisos de lujo en la Costa del Sol ya roza los 2.600 euros.

La vivienda de segunda mano es la más demandada, debido a la escasez de obra nueva. Según Aguirre Newman, en Marbella se están desarrollando 37 proyectos, con un precio medio de 2.594 €/m², precios muy alejados de los de los años 2006 2007.

La escasa oferta del alquiler de larga duración y la subida de precios

La alta demanda en el alquiler de larga duración está provocando verdaderos quebraderos de cabeza a muchas inmobiliarias, que se ven desbordadas por la escasez de este tipo de inmuebles y la gran oferta que reciben. La situación actual está animando al 62% de los jóvenes a plantearse la compra de una vivienda antes de llegar a los 35 años. El 72% asume que tendrá que solicitar una hipoteca y el 58% cree que se gastará más de 200.000 euros.

Un factor crítico para afrontar este nuevo paradigma es la especialización y la profesionalización. Un ejemplo de este tipo de empresas es Orangestate, ubicada en Fuengirola y con más de 15 años de experiencia. Son conscientes de lo importante que es dar un servicio excelente en todo el proceso de compra de una vivienda, un servicio integral que asista a los clientes en todo momento, ayudándoles a elegir la vivienda que mejor se adapte a sus intereses y agilizando los tediosos procesos de asesoramiento que conlleva la compra de una vivienda.

Una metodología de trabajo eficaz y exclusiva es la base fundamental de su modelo de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *